Lavar la ropa oscura no tiene por qué ser un reto, ya que existen una gran variedad de productos y técnicas para evitar que el color se degrade. Lo cierto es que lavar ropa oscura no es tan difícil como parece.


Lo primero que se recomienda es organizar la ropa de acuerdo con el color o tipo de tela. Es necesario buscar en la etiqueta de la ropa las instrucciones de lavado para obtener resultados óptimos. La ropa oscura por lo general se debe lavar en agua fría con detergente o productos especializados, y siempre se debe colgar para que se seque.  


Si es posible, también separa la ropa por grados de suciedad. La ropa muy sucia requiere otro tipo de lavado, a diferencia de la que no está tan sucia. Esto previene la degradación innecesaria del color.

Otra recomendación importante es darle vuelta a la ropa obscura antes de meterla a la lavadora. Algunos ciclos de lavado pueden sacudir demasiado las telas oscuras, y darles un aspecto descolorido, por lo que, al voltear la tela, se puede prevenir esto, extendiendo la vida de la prenda.   


Si quieres saber más acerca del tema, envíanos un correo electrónico: fenasa_72@hotmail.com